miércoles, 18 de abril de 2007

Taekwondo: Su Filosofia


Un día, cuando un maestro de Zen paseaba por el campo con su discípulo, un faisán salió de un matorral frente a ellos y se escondió torpemente entre la maleza. El estudiante rió y dijo: "los pájaros son tan tontos e indefensos". El maestro de Zen enarboló su bastón y golpeó a su discípulo en las espinillas. "Vuela", ordenó.

Todas las cosas tienen sus debilidades... y su fuerza. La piedra afila tijeras, las tijeras cortan papel, el papel envuelve la piedra. Los individuos se consideran débiles porque no saben usar su fuerza. La esencia del Taekwondo es hacer consciente al individuo de su fuerza natural y de cómo aplicarla con mayor ventaja posible. De este modo,la persona supera su única debilidad real: su falta de fe en sí mismo.

Se requiere paciencia. Hombres sabios han dicho que quien lo halla fácil al principio tiene mayor dificultad después. Para
algunos, incluso la paciencia necesita de práctica. El impaciente puede precipitarse a adquirir técnicas brillantes para impresionarse a sí mismo e impresionar a otros igualmente superficiales... únicamente para descubrir, cuando tenga que encararse a alguien que sea valeroso en realidad, qué todas las triqueñuelas son inútiles. Cuando uno se consagra con sinceridad a la práctica del Taekwondo, ingresa a una situación de relaciones recíprocas, en la cual el valor moral se incrementa a través del desarrollo físico, y la vanidad se transforma en auténtica confianza. .

1 comentario:

Francisco dijo...

El Taekwondo es sin duda una de las artes marciales más espectaculares del planeta, pero para mi gusto sobrevalora el poder de la patada frente a la del puño justo a la inversa del boxeo.
Yo creo ke un ekilibrio como el del karate ayuda más en el combate frente a otro adversario de otra disciplina.
hablando de disciplinas espectaculares...
Ke te parece el Muay Tai??
A mi esos combates me parecen explosivos casi imposible de creer ke puedan aguantar unas patadas tan potentes.
La semana pasada ví una serie de combates de mundiales de Japón y me kedé entusiasmado de los puñetazos, rodillazos, codazos y sobretodo de las patadas imposibles de manera a sorprender al adversario ke algunas llegaban a la parte superior de la cabeza...
Vale ke los codazos y rodillazos no parecen el modo más noble de luchar pero no debemos olvidar ke el arte marcial es una defensa y cuando hay defenderse...